Blog

Códigos en la Milonga

El Tango tiene sus propios códigos y no siempre todo es como creemos que puede ser. Al comprender las siguientes reglas, la experiencia en la Milonga puede ser mejor para todos.

Antes de la danza
La higiene personal es esencial para una experiencia de baile agradable. El mal aliento, el olor corporal y la transpiración excesiva son problemas comunes.

Sé atento a tus compañeros bailarines, el uso excesivo de colonia, perfume o cualquier producto químico puede ser hasta ofensivo y nunca reemplazará un buen baño.

Para una milonga, que tu vestimenta sea cómoda. Y si sudas mucho, lleva una camisa extra.
Si usas accesorios o joyas, asegúrate de que no se enganchen con las prenda de nuestro “partenaire”.

La forma más elegante y tradicional de invitar a alguien a bailar, es usar el contacto visual y luego el “cabeceo” (inclinar la cabeza hacia abajo o en dirección a la pista). Para asentir, con una simple inclinación de aceptación y direccionarnos a la pista, es suficiente.

Se usa de la misma manera por el hombre y la mujer, generalmente durante la cortina musical o al principio de la tanda.

Si eliges invitar a alguien verbalmente; sé amable si aceptan o no tu invitación, si no aceptan, no invite inmediatamente a la persona que está a su lado. Nadie quiere ser premio consuelo.

Busca a aquellos que buscan bailar, evita molestar a cualquiera que no tenga ganas. Si debes interrumpir una conversación para un baile, hazlo discretamente.
Dar prioridad al baile.

¡Nunca camines por la pista de baile mientras la gente baila! Cuando te levantes para encontrarte con tu compañero, muévete en el borde exterior de la pista.

El derecho de paso.
En una pista de baile abarrotada, establece siempre contacto visual con el bailarín que se acerca a su izquierda antes de entrar en la línea de baile, ingresa a la pista solo después de recibir el reconocimiento para evitar la colisión.

Mientras nos desplazamos, las parejas bailan en «función social»; es decir, en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor de la pista, en dos o tres carriles; no solo estás bailando con tu pareja, sino también con todas las demás parejas, por consiguiente, asegúrate de observar la línea de baile, no choques a otras parejas no pases a nadie. Esto asegura que la pista de baile fluya y que nadie resulte herido.

Siempre mantén una distancia segura a la pareja que está delante de ti en la línea de baile, dales suficiente espacio para ejecutar un giro fácilmente.
Si la distancia a la pareja en el frente aumenta, intenta siempre trasladarte hacia adelante para no bloquear a las parejas que están detrás.

Tampoco retroceda para invadir el espacio que pertenece a la pareja vienen atrás.
Cuando la pista de baile está llena…
¡Mantén todos los movimientos dentro del abrazo!…evita los boleos altos, las barridas amplias, las volcadas o cualquier movimiento que ponga en peligro a otras parejas; siempre adapta tus movimientos al tamaño de la multitud.

Pedir disculpas en el caso de chocar con otra pareja.
Pero si a pesar de todas tus precauciones, estás involucrado en una colisión, mantén la calma y discúlpate con humildad.
Cuando te pones a bailar con alguien, el compromiso es que bailes con la pareja elegida hasta el final de la tanda.
Si solo quieres bailar dos canciones, debes esperar hasta que la tanda tenga dos canciones del final para invitarlos a bailar.

La posibilidad, conocida como «romper la tanda», se considera extremadamente grosera.
Solo debes dejar la pista de baile en medio de una tanda si tienes dolor, tu madre se está muriendo o si tu pareja ha sobrepasado las reglas de la decencia común.

Entre las canciones, una pequeña conversación está bien (de hecho, algunos dirían que hablar en voz baja es casi obligatorio), pero no hables mientras bailas.
Además, no te disculpes continuamente con tu pareja si cometes errores.

Solo di gracias cuando hayas terminado de bailar, pero si lo dices en medio de una tanda, tu compañero pensará que estás terminando el baile con él.
Nunca respondas con «de nada», porque implica que bailar contigo es un favor que estás otorgando, cuando el objetivo de bailar es disfrutar mutuamente.
En lugar de eso, sé lo más encantador que puedas y di «Gracias», «Fue un placer para mí» o algo similar, amable.

Mantenerse fresco toda la noche.
Use refrescantes para el aliento con frecuencia.
Muchos lugares ofrecen mentas en la mesa de bienvenida.
Ten en cuenta los alimentos que comes antes de bailar, el ajo, la cebolla y el curry persisten en el aliento, la piel y la ropa durante mucho tiempo.

Si transpira, use una toalla o un pañuelo a menudo entre los bailes.
Los hombres a menudo traen una camisa extra y se la ponen a mitad de la actividad.
Si no tiene mangas, tenga en cuenta su desodorante, ya que algunos pueden dejar un residuo blanco en la manga de su compañero

No dé ni pida comentarios en una milonga, reserve comentarios sobre mejoras para prácticas y clases y solo si se solicita.
Ofrecer consejos o críticas durante una Milonga. No importa cuán buenas sean sus intenciones o sus sugerencias, menosprecia a su pareja… lo que anula el propósito de compartir con respeto y el disfrute mutuo de la tanda.
La caballerosidad por sobre todo.

Cuando termines de bailar, abandona la pista lo más rápido posible, asegurándote de que tengan espacio.
El líder siempre acompaña al invitado hasta el punto de encuentro original, agradece y se aleja naturalmente.
Sé un ejemplo.

Invita a alguien con quien nunca hayas bailado y haz de tu misión que sea una gran experiencia.
No confundas una invitación de baile rechazada con un rechazo personal.
Sé amable y amigable con todos, incluidos aquellos que no bailen contigo, crea un ambiente cálido y acogedor para todos.
Además hay que ser curioso. Descubre los nombres de tus canciones favoritas. Conocer y comprender la música te hará sentir más cómodo y seguro en la Milonga.

Y LO MÁS IMPORTANTE…
Ser generoso.
¡La meta para una experiencia de milonga exitosa no debe ser cuántos buenos bailes obtengas, sino cuántos buenos bailes das!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *